Clicks contra la humanidad

 

SINOPSIS: 

Vivimos pegados a la pantalla, sometidos a los cantos de sirena de la tecnología digital. En la era del exceso informativo, la atención ha pasado a ser un bien escaso y codiciado por las grandes empresas tecnológicas. ¿Cómo afecta este fenómeno a nuestra autonomía y nuestra libertad? ¿Cómo podemos oponer resistencia a la colonización de nuestra mente? Con un pie en la antigua Grecia y el otro en Silicon Valley, Clics contra la humanidad arroja luz sobre uno de los problemas más urgentes de nuestro tiempo.

James Williams, que fue estratega de Google antes de estudiar filosofía en Oxford, afirma que los sistemas inteligentes de persuasión que condicionan nuestro pensamiento y nuestra conducta constituyen una grave amenaza para la libertad y la democracia. En vez de ayudarnos a alcanzar nuestras verdaderas metas vitales, las tecnologías digitales desvían y explotan nuestra atención, aprovechándose de nuestras vulnerabilidades psicológicas. Hace demasiado tiempo que minimizamos los trastornos resultantes, descartándolos como simples «distracciones» o molestias menores. Sin embargo, son mecanismos que socavan la voluntad humana, cuyos efectos pueden ser irreversibles si no actuamos a tiempo. 

RESEÑA:

Este libro tiene la mezcla perfecta para ser un libro de referencia para nuestra época. Ameno, interesante, útil y por momentos diría que hasta brillante.  

Analiza las redes, su mecanismo bajo el capitalismo, y cómo nos afecta como individuos y como colectividad. Desde una explicación serena, pausada y precisa, nos va pintando el panorama en el que nos encontramos inmersos. Un mundo en el que todo compite por captar nuestra atención. No tiene un tono desagradable  o crítico en exceso, lo cual hace que su lectura no resulte molesta. Pues es difícil que alguien haga críticas hoy en día sin la consabida ironía o mal humor que nos caracteriza. El autor, que se nota que sabe de lo que habla, señala el problema que tenemos con este “arma” de construcción y destrucción masiva. Pero también deja abiertas posibles vías de escape que serían necesarias plantear a nuestros gobiernos para no caer en un abismo de falta de democracia (al que parece que vamos). 

Este libro plasma todas esas intuiciones que tenía acerca de cómo funciona y nos afecta el mundo online, y aporta claridad a un problema que necesita ser planteado y que requiere respuestas de todos nosotros. Porque sí, todos somos esa red. Y creo que si estás leyendo esto, es porque tú también te planteas cómo hacer que, al menos,  todo no vaya a peor. 

CARACTERÍSTICAS A DESTACAR
Lenguaje sencillo
Lectura rápida
Muy necesario
Visión muy interesante
Agradable

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.